Pasarela cubierta de pieles

elmundo2

Conejo, astracán, zorro… Esta ha sido una edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid cubierta de pelo. Desde el arranque, en el que las creaciones de ropa interior de Andrés Sardá iban acompañadas de pieles sintéticas -cedidas por Silvina Marotti- al cierre del calendario principal, a manos de los peleteros Miguel Marinero y Jesús Lorenzo, un sinfín de diseñadores ha presentado prendas en piel.

“Hemos desmitificado que la peletería es para señora mayor”, señala Lorenzo, diseñador de Groenlandia. Tras cinco años en la semana de la moda madrileña, en esta edición han subido a la pasarela una línea ‘low cost’. Pieles para tiempos de crisis. “Cambiando la forma de trabajar la piel se entra en un público más juvenil”, prosigue.

Así, en el primer día de la antigua Cibeles Miguel Palacio presentó varias prendas de abrigo en piel de zorro con originales formas y tramados. “Al final, lo que me parece interesante es sacar un lado distinto de cosas que ya conocemos. Una piel cortada, haciendo un dibujo geométrico, como pueden ser cuadros o cambiando los sentidos, el efecto es -aunque siga siendo una piel- muy particular. Ahí está interés”, explicaba el diseñador bilbaíno.

Con mayor o menor fortuna, los diseñadores cibelinos han experimentado a lo largo de estos días con patrones, colores y prendas. Roberto Torretta ciñe con cinturones chaquetones de visón pinzado, Ángel Schlesser presenta unas interesantes prendas en astracán (algunas bicolores), Roberto Verino añade zorro a mangas y a las solapas de sus botas, Victorio & Lucchino envuelven en pelo el cuello de su colección ‘New Ambient’, mientras las chicas ‘grunge’ de TCN visten conejo.

En tiempos de crisis

Y es que piel y crisis no son términos excluyentes, a juzgar por lo visto en esta semana de la moda madrileña. El secreto parece ser apostar por una prenda clave para hacer frente a los embates de la situación actual o, incluso, rehacer prendas existentes.

Etxeberria, que ha presentado una colección masculina basada en abrigos -construidos en lana, cuero y varios tipos de pieles- lo explicaba así en su presentación: “La colección que ahora presento busca adaptar mi trabajo al nuevo ritmo que, una sociedad más atenta actualmente a la calidad que al consumo, parece demandar”.

Su compañero de debut cibelino, Moisés Nieto, también echó mano de la piel en sus abrigos, en este caso rescatando prendas de mercadillo que deshizo para aplicarlas en cuellos, mangas o pecheras de sus prendas. Al fin y al cabo, su colección, Taxidermia, está “concebida para devolver a la vida materiales que pertenecieron a otras prendas”. “Animales muertos para conservar la vida”.

Deja un comentario

  • No products in the cart.